Dolor de estómago: principales causas, tratamientos y cómo evitarlo

El dolor de estómago es una dolorosa sensación de incomodidad en esta región que puede ir de leve a severa, así como seguida de otros signos como vómitos y acidez estomacal .

Este malestar puede deberse a algo temporal, como la ingestión de algún alimento, pero también al indicio de un problema de salud más grave que amerita ser revisado por un médico.

Por lo general, la gente trata de paliarla con recetas caseras, como los tés.

Sin embargo, es muy recomendable buscar ayuda profesional cuando el dolor es persistente y severo, o si hay vómitos con presencia de sangre y/o heces negras con un olor muy intenso.

Situaciones como estas pueden ser indicativas de enfermedades como gastritis, úlcera, pancreatitis, cáncer de estómago, entre otras.

Para que puedas identificar mejor el posible origen de tu dolor de estómago, en este artículo te presentaremos las principales causas de este malestar, formas de tratamiento y qué hacer para evitarlo. ¡Hacer un seguimiento!

¿Cuáles son las principales causas del dolor de estómago?

El dolor de estómago es una queja muy común. Todos, en algún momento de la vida, sentiremos este malestar, ya sea por un alimento que “no cayó bien”, o por alguna enfermedad.

El caso es que las causas de la misma son las más diversas posibles. Entre los más importantes se encuentran: 

  • intoxicación alimentaria;
  • gases;
  • medicamentos;
  • reflujo gástrico ;
  • Diarrea;
  • piedra en la vesicula;
  • gastritis ;
  • úlcera;
  • pancreatitis;
  • cáncer de estómago.

Intoxicación alimentaria

Una de las causas más comunes del dolor de estómago es la intoxicación alimentaria, que se produce por el consumo de alimentos caducados y/o contaminados por virus, bacterias, parásitos o toxinas.

Gases

Pocas personas lo asocian, pero los gases también pueden causar este tipo de dolor. El motivo es que están relacionados con malas digestiones, es decir, dificultad para digerir los alimentos, lo que puede hacer que lo consumido permanezca más tiempo en esa región.

Medicamentos

Varios medicamentos, como los antiinflamatorios, tienden a irritar el estómagoeliminan la capa protectora del órgano y causan dolor. En estos casos, lo ideal es no tomar medicamentos sin antes comer.

Reflujo gastrico

Otra situación que suele causar dolor de estómago es el reflujo gástrico, una condición en la que el ácido del estómago regresa al esófago , causando molestias y una sensación de «ardor».

Diarrea

La diarrea puede ocurrir después de comer alimentos en mal estado y es un síntoma de gastroenteritis, que es una inflamación en el sistema digestivo . Debido a esto, ella también puede causarlo, incluso los intensos.

Piedra en la vesicula

Los cálculos biliares, o cálculos biliares, ocurren cuando los fluidos digestivos se cristalizan en la vesícula biliar. Además del dolor de estómago, esta condición genera estímulos dolorosos que se reflejan en la región de la espalda.

Gastritis

La gastritis es una de las primeras enfermedades que vienen a la mente cuando una persona tiene dolor de estómago.

Se caracteriza por una sensación de ardor y dolor abdominal, y suele aparecer justo después de las comidas , sobre todo cuando hay consumo de alimentos grasos, ácidos, picantes y otros.

Además, la gastritis también puede resultar del consumo excesivo de alcohol, drogas, algunos medicamentos, así como de bacterias, estrés y ansiedad.

Úlcera

Una úlcera es una llaga que se desarrolla en el intestino delgado, el esófago o el estómago. Ocurren cuando el ácido estomacal daña la capa que recubre el sistema digestivo. La sensación de dolor y malestar se produce cuando el jugo gástrico entra en contacto con la herida.

Pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas, un órgano de nuestro cuerpo que tiene funciones digestivas y hormonales.

Esta enfermedad tiende a causar estreñimiento, distensión abdominal, vómitos y dolor de estómago.

Cáncer de estómago

El cáncer de estómago debe ser considerado una de las causas del dolor de estómago, sobre todo cuando la persona experimenta además vómitos con sangre y pérdida de peso sin motivo o razón aparente.

En estos casos, es fundamental buscar ayuda médica lo antes posible, con el fin de tener un diagnóstico precoz de la enfermedad e iniciar el tratamiento lo antes posible, lo que ayuda a aumentar las posibilidades de curación.

¿Cómo tratar este tipo de dolor?

El tratamiento para eliminar el dolor de estómago depende principalmente de su origen. Por lo tanto, el primer paso para resolver el problema es tratar de identificar qué generó este malestar.

Aquí es muy importante dejar clara la importancia de evitar la automedicación. Eso es porque, dependiendo del motivo del dolor, el cuadro puede empeorar.

Además, el consumo inadecuado de medicamentos puede generar otras enfermedades, o incluso enmascarar el verdadero motivo del dolor de estómago , dificultando el tratamiento.

En general, los médicos recetan medicamentos que controlan la producción de jugo gástrico y, según la situación, indican sus propias dietas.

Pero si sabes, por ejemplo, que el dolor que sientes se debe a malas digestiones o gases, puedes utilizar algunos tratamientos caseros, como el consumo de tés en asociación con el tratamiento propuesto por el profesional de la salud responsable.

Entre los recomendados para ello se encuentran: 

  • Té de menta;
  • té de camomila;
  • te de gengibre;
  • té de hinojo;
  • té de espino;
  • té de hojas de lechuga;
  • té de artemisa;
  • té de diente de león.

Otros consejos para aliviar el dolor de estómago son: 

  • beber pequeños sorbos de agua fría;
  • coloque una bolsa de agua tibia en la región;
  • aflojar la ropa;
  • descansar sentado o acostado, evitando acostarse;
  • come una manzana hervida o una pera;
  • comer un pequeño trozo de patata cruda.

¿Es posible evitarlo?

En términos generales, una dieta saludable y adquirir buenos hábitos, como no fumar o consumir alcohol en exceso, ayudan mucho a evitar una serie de enfermedades, entre ellas las que provocan dolor de estómago.

Pero de vez en cuando para evitar la sensación dolorosa en esta región puedes:

  • evitar tomar medicamentos sin el debido consejo médico;
  • trata de reducir el estrés en tu día a día;
  • evitar alimentos industrializados y procesados, como embutidos, refrescos, condimentos artificiales, entre otros;
  • reducir, o incluso eliminar, el consumo de café, refrescos, jugos artificiales y alcohol;
  • no consumir alimentos que te das cuenta que no son buenos para tu cuerpo;
  • consume más alimentos ricos en fibra e incluye más frutas y verduras en tu dieta;
  • evite acostarse inmediatamente después de las comidas;hacer chequeos anuales.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *